(+34) 968 27 16 89  Whatsapp (+34) 644 54 64 18    info@solventie.es    Horario: L-J de 9:00-14:00 y de 16:00-17:00 | V de 9:00-14:00

Desde hace unos meses, los precios del mercado mayorista de la electricidad han aumentado considerablemente. De hecho, este año se espera que llegue a su valor máximo en la última década. Esto supone un coste adicional de 6.000 millones de euros aproximadamente, es decir, alrededor del 0,5% del PIB.

Las causas de esta subida de precios se deben a que el mercado mayorista de electricidad es un mercado secundario, es decir, se ordenan las ofertas de compra y venta (centrales de generación) por precio y se van uniendo los volúmenes hasta que se cubre toda la demanda existente. La última central, que es la más cara, es la que define el precio para todos.

Este precio se fija para tratar de optimizar los ingresos obtenidos.

Pero en el caso de las centrales hidroeléctricas con capacidad de almacenar agua, ofertan para maximizar sus ingresos, teniendo en cuenta el agua embalsada, las previsiones de lluvias y las previsiones del precio de venta de la electricidad en el futuro. Por tanto, podríamos decir que son estas centrales hidroeléctricas las que están provocando este incremento en el precio ya que, aunque los niveles de producción han sido bastante buenos para esta época del año, se han recogido tarde y los gestores de las centrales hidroeléctricas no tienen la necesidad de desembalsar, ya que la temporada húmeda ya ha terminado.

Esta falta de necesidad se debe a la falta de competencia y la concentración de los propietarios de estas centrales. Pues si hubiese suficientes compañías con centrales hidráulicas, podrían competir entre ellas para producir, reduciendo así el precio para llegar a más empresas.

En este caso, las centrales hidráulicas que ofertasen más caro, no producirían y es posible que en otoño sus embalses estuvieran llenos, viéndose de esta manera obligados a desembalsar sin producir y perdiendo ingresos.

Entonces, teniendo en cuenta que quizá estemos ante una transición energética, ¿cuál sería el coste de electricidad más justo que debe asumir nuestro país, nuestras empresas y nuestras familias?